Los rhipsalis, cuidados y características

Rhipsalis

¿Qué son los rhipsalis?

Los rhipsalis son plantas crasas, de la familia de los cactus, originales de las selvas tropicales de América del Sur, el Caribe y Centroamérica. Existen unas 35 variedades distintas. Las más conocidos son el rhipsalis puniceodiscus, rhipsalis cassutha, rhipsalis pilocarpa, rhipsalis oblonga. Se caracterizan por crear largas ramificaciones verdes, creando cascadas extraordinariamente bellas.

Requisitos de iluminación

Los rhipsalis son plantas de sombra, por lo que no toleran muy bien la luz directa del sol. Esto hace que amarillee las hojas y las llegue a quemar, dejándolas marrones. Es ideal tenerlas dentro de casa, en un espacio con claridad para favorecer su crecimiento y no impedir su floración.

Riego

No son plantas muy delicadas, por lo que no necesitan mucha agua, ni muchos cuidados. Aún así, no son iguales que los cactus, y necesitan ser regados al menos una vez por semana. Como en la mayoría de plantas, es importante impedir que el agua se estanque en las raíces para impedir que se pudran.

Rhipsalis

Abonado

No es necesario abonarlos hasta pasados unos 12 meses de su compra, ya que los nutrientes que necesita los encontrará en el sustrato del vivero. Más adelante se  pueden utilizar abonos líquidos para cactus en los meses de primavera y verano.

Podréis encontrar una gran variedad de rhipsalis en nuestra floristería en Badalona Loreak Espai Floral en C/ d’en Prim, 105, Badalona.

¡Animáos a probar los rhipsalis en vuestras casas! Darán vida y estilo a vuestros hogares sin necesidad de grandes atenciones. ¡Y cuidado! ¡No podrás tener solo uno, son una adicción!

¿Cómo cuidar mi primer bonsái?

Bonsái Juniperus Itoigawa

Juniperus Itoigawa 26cm – Jordi Ugena

Antes de nada. ¿Qué es un bonsaí?

Bonsái (盆栽 bonsai?) es una palabra de origen japonés que significa literalmente bon = ‘bandeja’ + sai = ‘cultivar’ (aunque etimológicamente procede del término chino 盆栽, penzai, que significa pén = ‘bandeja’ + zāi = ‘cultivar’) y consiste en el arte de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante técnicas, como el trasplante, la poda, el alambrado, el pinzado, etc., y modelando su forma para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza.

Por lo tanto tenemos que tener claro que un bonsái no es una planta, y mucho menos una planta de interior. Los bonsáis son árboles, modificados con diferentes técnicas, que viven en un espacio muy reducido y que precisan de muchos cuidados por el estado en que viven.

Me han regalado un bonsái, ¿Qué hago ahora?

Primero de todo, da las gracias. No, ahora en serio, respira hondo, cálmate y averigua qué especie de bonsái tienes. Es importante saber qué especie tenemos entre manos ya que cada árbol requiere unas condiciones distintas: ya sea pleno sol, semi-sombra, sombra… Tenemos que saber qué condiciones tolera y qué condiciones no, temperatura mínima y máxima, etc. Para saber todo esto lo mejor es buscar toda la información que podamos sobre esa especie.

Aunque creas que tu nuevo tesoro lucirá muy bien en tu comedor o al lado de la ventana de la cocina, recuerda que lo que tienes delante es un árbol. En miniatura, pero un árbol al fin y al cabo, por lo tanto lo que quiere es aire fresco y luz natural. Así que búscale un sitio en el exterior que corresponda a sus necesidades. Si quiere sol directo déjalo expuesto al sol, si por el contrario no le gusta mucho los rayos del sol colócalo en un sitio cubierto.
Algunas especies pueden vivir dentro de casa, como algunas variedades de ficus, pero de todas maneras necesitan luz y no quieren «aires cargados» como puede haberlo en una habitación poco ventilada.

(más…)